ASYP Atlántica – Abogado y asesoría fiscal en A Coruña

El derecho hereditario

El derecho hereditario es aquel conjunto de normas jurídicas que establece la capacidad de heredar, el modo o forma de heredar y determina la sucesión hereditaria para después del fallecimiento, dentro de ellas se encuentra el testamento, con las formas de heredar en España, y quién tiene derecho a la masa hereditaria.

Testamento

Un testamento es aquel documento o instrumento jurídico por el cual se dispone y ordena la sucesión de las personas para después de su muerte. 

El testamento es absolutamente personal, formal y solemne, por lo que la forma y requisitos establecidos por la ley para cada tipo son imprescindibles para que sea válido. Ademas, todo testamento es siempre revocable, puede ser sustituido o cambiado en cualquier momento.

Teniendo en cuenta la trascendencia del mismo y, en ocasiones, su complicación jurídica, un testamento notarial es relativamente barato, independientemente de cuánto valgan los bienes del testador cuesta entre 40 y 70 euros, y es la mejor manera de evitar cualquier error, complicación o disputa.

 

Contratos y pólizas
Barco

Tipos de testamentos

A pesar de que hay varias formas de realizar un testamento (testamento militar, marítimo, y notarial cerrado), por regla general son dos los testamentos  utilizados: el testamento ológrafo y el testamento notarial abierto.

Es un testamento que hace el testador por sí solo escribiéndolo de su puño y letra, con expresión del año, mes y día en que se hace, la falta de cualquiera de estos requisitos o de la firma del testador lo hace nulo.

Este tipo de testamento presenta una serie de problemas: por un lado, la falta de asesoramiento técnico hace que sea frecuente la nulidad de estos testamentos. Por otro, suele provocar discusiones sobre la capacidad que tenía el testador al hacerlo. Además, fallecido el testador, los herederos tienen que seguir un complejo procedimiento para comprobar la autenticidad del testamento y protocolizarlo, lo que hace todo el proceso complicado y más caro para ellos. Este tipo de testamento puede resultar útil en casos excepcionales de urgencia o situaciones de riesgo. 

Este es casi el único testamento que se hace hoy en día por sus enormes ventajas frente a los otros. Se trata de hacer constar la última voluntad, en escritura pública ante notario, pudiendo beneficiarse el testador de su asesoramiento y consejo, y de la seguridad de que las cláusulas del testamento estarán dentro de la legalidad. El notario informa y asesora al testador de las diversas formas en que puede disponer de sus bienes y cómo conseguir lo que quiere. Las posibilidades que ofrece el Derecho son muchas y el notario siempre nos aconsejará sobre cómo nos afecta fiscal y legalmente, siempre dentro de la más estricta confidencialidad.

Caracteristicas de un testamento

Debemos aclarar que en un testamento no es obligatorio decir en qué bienes se concreta la parte de cada uno de los herederos. Lo más frecuente, si se tienen hijos, es que se les nombre herederos por partes iguales, sin hacer mención alguna de los bienes, sino aplicando un porcentaje igual para todos ellos. Será después de fallecer el testador cuando los nombrados en el testamento tengan que hacer un inventario de los bienes y deudas que aquél tenía, y proceder a su reparto. 

Es posible que un testador quiera atribuir a una o varias personas un bien concreto, sea un inmueble, una joya, el dinero que exista en una cuenta corriente, o cualquier otra cosa. En este caso, se realiza lo que se denomina un legado. También es posible nombrar en el testamento los futuros tutores cuando hay hijos menores de edad, previendo el caso de que falten ambos padres.

 

Mesa sillas
Conflictos laborales

Las legitimas

Debemos tener en cuenta que existe la obligación legal de dejar algo -la legítima- a los descendientes, ascendientes y cónyuge, según los casos, denominados por ello herederos forzosos. Esto es totalmente obligatorio para el testador y sólo se puede privar a estas personas de sus derechos en casos de desheredación o indignidad, regulados en el Código Civil y muy poco frecuentes en la práctica. 

Hay que tener en cuenta estas normas no son iguales para toda España, existen determinados territorios que tienen unos derechos especiales, históricos, llamados ‘Derechos Forales’, que regulan de modo diferente todo lo relativo al testamento y a las herencias. Estos territorios son básicamente, Galicia, Cataluña, Aragón, Navarra, parte del País Vasco, y Baleares. 

Los hijos y descendientes tienen derecho a dos tercios de la herencia. Un tercio de la herencia hay que dejárselo por partes iguales a los hijos, y otro tercio a los hijos y nietos, pero este tercio se puede distribuir libremente entre ellos o dejárselo a uno solo de los descendientes.

Los padres y ascendientes, si no se tienen hijos ni descendientes, hay que dejar un tercio de la herencia a los ascendientes que sobrevivan si concurren con el viudo, y la mitad de la herencia en otro caso. Si hay descendientes, los padres no tienen ningún derecho.

En el caso de viudo o viuda, si el testador tiene hijos o descendientes, tiene que dejarle un tercio de la herencia en usufructo. Si concurre con ascendientes sólo, tiene derecho al usufructo de la mitad de la herencia. Si no hay ni descendientes ni ascendientes, tiene derecho al usufructo de dos tercios de la herencia.

 

En concreto en Galicia son legitimarios los hijos y descendientes de hijos premuertos, justamente desheredados o indignos y el cónyuge viudo no separado legalmente o de hecho.

Constituye la legítima de los descendientes la cuarta parte del valor del haber hereditario líquido que se dividirá entre los hijos o sus linajes. Si el testador no hubiera asignado la legítima en bienes determinados, los herederos, de común acuerdo, podrán optar entre pagarla en bienes hereditarios o en metálico, aunque sea extra hereditario. A falta de acuerdo entre los herederos, el pago de la legítima se hará en bienes hereditarios. El legitimario no tiene acción real para reclamar su legítima y será considerado, a todos los efectos, como un acreedor.

En cuanto a la legítima del cónyuge viudo, le corresponde el usufructo vitalicio de una cuarta parte del haber hereditario si concurre con descendientes; en los demás casos, el usufructo vitalicio de la mitad.

Los derechos reconocidos a los cónyuges han quedado extendidos a las relaciones maritales con vocación de permanencia que reúnan determinados requisitos por la Ley 10/2007.

Liquidación de la herencia

Pasos legales para conseguir la efectiva liquidación de la herencia:

  • Obtención de las necesarias certificaciones.
  • Obtención de una copia autorizada del testamento.
  • Declaración de herederos.
  • Inventario de bienes y deudas que componen la herencia.
  • Documento de partición de herencia.
  •  Liquidación de impuestos

     

Mesa sillas
Derecho de familia

Obtención de certificaciones

Es necesario obtener una serie certificaciones para empezar con el proceso de herencia.

Lo puede solicitar cualquier persona acudiendo personalmente al Registro Civil donde esté inscrito el fallecimiento, existiendo varias modalidades (literal, extracto, ordinario o bilingüe, Internacional o plurilingüe y negativo). También es posible su solicitud por vía postal indicando la dirección de remite y un teléfono de contacto. En cuanto a la obtención por vía telemática en la pagina web del ministerio.

Se puede pedir de forma presencial en el Ministerio de Justicia, oficina central de atención al ciudadano o en las gerencias territoriales, por correo dirigido al Registro General de Actos de Última Voluntad, o por internet en la pagina del ministerio de justicia.

Se puede solicitar por vía electrónica completando el formulario disponible en la web del ministerio de justicia. La solicitud no podrá presentarse hasta transcurridos quince días hábiles desde la fecha del fallecimiento. No obstante, si el óbito es anterior a abril de 2009 o se inscribió en un juzgado de paz, habrá que pedirlo de forma presencial o por correo, aportando el certificado literal de defunción.

Obtención de una copia autorizada del testamento

Una vez conocida la situación testamentaria del fallecido a través de los certificados descritos en el punto anterior, habrá que acudir a la notaría indicada en el de últimas voluntades y solicitar una copia autorizada o compulsada del testamento. Este trámite se puede realizar personalmente por el heredero o legatario o a través de un apoderado. 

Existe la posibilidad de gestionar la solicitud vía correo postal, acompañándola de firma legitimada, certificado de defunción y de últimas voluntades.

Estudio tributario
Mercado inmobiliario

Declaración de herederos

En el supuesto de que en el certificado de últimas voluntades se establezca que el fallecido no realizó testamento, será necesario acudir a una notaría (en los supuestos de que exista grado de parentesco) o al juzgado de primera instancia (si no hay vinculación familiar) para solicitar una declaración de herederos.

La declaración de herederos abintestato deberá realizarse en el lugar en que hubiera tenido el causante su último domicilio o residencia habitual, donde estuviera la mayor parte de su patrimonio, o en el lugar en que hubiera fallecido. Será necesario igualmente contar con dos testigos para que el notario pueda levantar acta declarando la condición de heredero. 

Inventario de bienes y deudas que componen la herencia

Esta etapa del proceso tiene como finalidad conocer los bienes que dejó el fallecido y la manera de repartirlos, para lo cual habrá que hacer un inventario en el que se establezcan los bienes que forman el patrimonio hereditario.

Su localización se puede llevar a cabo solicitando notas de bienes a nombre del fallecido en el registro de la propiedad. También se puede verificar la existencia de propiedades mediante certificaciones catastrales.

El procedimiento a seguir no será otro que acudir a las distintas entidades bancarias donde tenía cuenta abierta el fallecido para que certifiquen el saldo existente al momento del fallecimiento.

La última declaración del IRPF del fallecido puede ser una buena fuente de información para saber en qué entidades hay abiertas cuentas, depósitos u otros productos financieros.

El lugar para obtener la certificación de titularidades vigentes será la jefatura provincial de tráfico del lugar del fallecimiento.

El ajuar doméstico o bienes muebles del fallecido se suele adjudicar al cónyuge viudo, sin tener en cuenta joyas ni objetos de valor extraordinario. No obstante, fiscalmente se valora en el 3% del valor total de la herencia, a menos que los interesados establezcan un valor inferior o acrediten su inexistencia o su inferior valor.

Retenciones
Mercado inmobiliario

Documento de partición de herencia

También llamado cuaderno particional, en él se recoge la identificación de todos los interesados en la herencia, el inventario de bienes, así como las posibles deudas del fallecido y las adjudicaciones que se hacen a cada heredero o legatario.

Este documento debe ser firmado por todos los interesados ante notario si fuera necesario.

Liquidación del Impuesto sobre sucesiones y donaciones

Aunque el plazo para la liquidación del Impuesto sobre sucesiones y donaciones es de seis meses a contar desde la fecha del fallecimiento, durante los cinco primeros meses de dicho plazo se puede solicitar una prórroga por otros seis meses adicionales ante el órgano autonómico competente (Consejería de Hacienda), ya que se trata de un tributo estatal cedido. Además, existen diferencias, a veces bastante notables, en cuanto a las tarifas y los beneficios fiscales aplicables en función en función de la comunidad autónoma en la que se tribute.

Otra exacción fiscal que interviene en las sucesiones hereditarias, cuando existe transmisión de inmuebles, es el Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, también conocido como Plusvalía municipal. Este tributo se liquida en el ayuntamiento del lugar donde radique cada bien inmueble adjudicado en la herencia y la cuota depende de los años transcurridos desde la anterior transmisión de la propiedad y de las bonificaciones aplicables por cada municipio.

Retenciones

Datos de contacto

Nuestro horario de oficina en A Coruña es de Lunes a viernes de 9:30 a 14:30, llámanos y concertaremos una cita en horario de mañana o tarde.

Nos encontraras en:

Rúa Ferrol 1, 8,15004, A Coruña
+34 644.25.52.94